He visto la obra de este gran autor en la sala Pradillo, ya sabía que me iba a gustar pero es que me ha gustado mucho. Mayorga tiene la facultad de saber escribir teatro, no deja que te despistes ni un momento y el desarrollo de los personajes es demoledor. Además si los actores lo hacen bien, el texto es bueno, lo que tenemos es teatro de verdad. Me encanta como escribe este genio, hace teatro pensado para ser interpretado así que recomiendo a quien le guste el tema que vea cualquiera de sus obras, a mi no hay una que no me haya gustado. Prefiero las producciones pequeñas, como en lo musical, se disfruta más con poco montaje porque resalta más lo que tiene que resaltar, el texto.
El argumento es un tanto opresivo, como ocurre cuando entendemos la locura, el laberinto sin salida de la persona que pierde el norte, la impotencia y la decadencia que produce en el enfermo y a quién le rodea.
El delirio es un acierto, crea un personaje “Stalin” a través del cual desarrolla toda la obra quedando el resto de los personajes en un segundo plano. Su delirio es su obsesión y su prisión y eso es lo que va creando un ambiente claustrofóbico.
La dirección es de Helena Pimenta que no sé quién es pero si me gustó la obra también tendrá algo ver.
Muchas gracias seños Mayorga por su teatro hecho para disfrutarlo. Espero con ganas el estreno de Platonov en el Maria Guerrero en marzo 2009. No sé porqué pero algo me dice que no me la voy a perder.