Aquí tenéis el contenido del post en formato podcast por si os resulta más fácil escuchar, que leer. Muchas gracias por dedicarme unos minutos.

Ya podemos conseguir luces led para meter dentro de los globos de latex fácilmente  y desde 0,99€. No tienes más que ir a internet o al chino de tu barrio y allí te podrás surtir sin problemas. ¿Qué eso y para qué sirve? Sigue leyendo y lo entenderás. 

Con este invento conseguiremos una decoración espectacular para las fiestas. Imaginad lo bonitos que quedan los globos de latex con luces. Pero… ¿se habrá parado alguien a pensar sobre el impacto medioambiental de estos adornos? No quiero ser pesimista ni apuntar con el dedo a nadie pero he hecho un experimento y me he quedado de piedra. Tengo la impresión de que muchas pilas de botón acaban dónde no deben gracias a estos inventos.

Cierto es que los culpables del mal uso de estos productos no son los fabricantes ni el distribuidor sino nosotros mismos: los consumidores. Esta es la razón de que esté escribiendo, para informarte  de que si compras estos adornos debes ser consciente de sus peligros.

¿CÓMO SUPE DE LA EXISTENCIA DE LUCES LED DENTRO DE LOS GLOBOS DE LÁTEX?

Jamás había visto este tipo de artilugios y realmente no me había parado a pensar en su uso de manera masiva por precios tan reducidos pese a que en temas de iluminación sí ha habido grandes avances con el tema del led.

Un día que volvimos de una fiesta de cumpleaños. Vi a mi hijo de 7 años con una pequeña luz entre las manos y le pregunté que de dónde lo había sacado. Me respondió que de unos globos. Le pedí por favor que lo apagara y que lo guardara en el cajón de las linternas por si hacía falta pero no pudo. Examinando la luz me di cuenta de que simplemente no se podía apagar (al parecer hay modelos que si lo permiten pero este debía ser un modelo sin marcha atrás). No me parecía un juguete apropiado para los niños ni por su tamaño ni por el hecho de llevar dos pilas de botón que ya sabemos que son altamente contaminantes. Así que punto uno, cuidado con lo que un niño puede entender que es un juguete. Estas lucecitas no lo son.

Me propuse apagar la dichosa luz y sacar la pilas, para lo que tuve que hacer uso de unos alicates y dedicar 5 minutos.

Después de todo el proceso pensé: ¿qué habrá sido del resto de luces que esa tarde habían servido, en un principio como decoración festiva y finalmente como juguete inapropiado de unos niños de 7 años?

Me temo que los chavales no son conscientes de lo mucho que contaminan las pilas de botón, así que a saber dónde dejaron esos chismes cuando se agotaran las baterías. En caso de que en sus casas, sus padres,  se percataran del tema ¿se molestaron en sacar esas pilas de botón y llevarlas a un punto de reciclaje? No lo creo. Somos demasiado perezosos. Con tanta dificultad supongo que la mayoría de esos led con pilas de botón para meter dentro de globos de látex terminaron simplemente en la basura, con sus dos pilas de botón sin extraer.

Que se venda algo y que no sea caro no es motivo para que lo compremos.

Digo esto porque es la justificación que nos ponemos para quedarnos con la conciencia tranquila. Si fueran tan nocivos estos artículos, nuestros legisladores no permitirían su venta, podemos pensar. Ha llegado un momento en que nos vamos a tener que controlar de manera independiente como consumidores si queremos protegernos a nosotros mismos.

En estos tiempo tenemos que ser muy críticos. Lo primero es pensar si es tan importante tener un globo de látex con luz dentro. Después podemos reflexionar sobre cómo afecta nuestro consumo en el futuro de nuestro único planeta. Si las personas compramos estas luces led con pilas de botón o artículos similares y participamos en perjudicar el medio ambiente, si no somos responsables y nos dejamos llevar por lo bonita que quedará la fiesta de cumpleaños del niño y no frenamos esa inercia de consumir cosas que no necesitamos, entonces, estamos condenando nuestro entorno y nuestro futuro.

Vivimos en un momento del capitalismo en el que consumir es una necesidad vital para el sistema y el individuo, aunque sea a costa de terminar con el planeta. Tendremos que asumir que efectivamente todo se basa en el consumo y que nosotros formamos parte activa de este sistema, y por eso precisamente, somos los consumidores los que tenemos la responsabilidad de poner freno a los excesos de la industria. Si nadie comprara luces led con pilas de botón para los globos de látex, dejarían de venderse o quizás, se inventarían un modelo más sostenible. No mires para otro lado, no dejes en manos de los políticos el que se tomen medidas, empieza por ti mismo y empieza a revisar en qué te gastas el dinero. Esa es una forma de votar muy efectiva.

Espero que no pienses que estoy por encima del bien y del mal, soy un como todos vosotros, uno más en esta sociedad. Cometo errores, formo parte de este sistema y contribuyo a perpetuar sus vicios. Hago un pequeño esfuerzo en reflexionar y modificar mis hábitos para hacerlo lo menos mal posible. Esto implica escuchar y leer otras voces que las que suelen prodigarse en nuestros grandes medios de comunicación, que quieran o no, no van a morder la mano que les da de comer. Hay que despertar, como en mátrix, hay que empezar a tomar la píldora roja y prender la mecha mental para inquietarse y temer los peores pronósticos que los amigos ecologistas no se cansan de repetir. No es una paranoia de una tendencia política. Nos manejan con hijo, tan fino que no lo vemos, pero el medio ambiente es el mismo para todos.

Os dejo este podcast sobre la teoría de la Sexta Extinción de la mano de Yayo Herrero y el la gente de La Posada del Dragón Verde

http://avpodcast.net/laposadadeldragonverde/consumo-responsable/

http://avpodcast.net/laposadadeldragonverde/la-sexta-extincion-masiva/

Es imposible extraer las pilas de botón sin un alicate

No deberían permitir la venta de este tipo de dispositivos. Se supone que hay normas mínimas que hay que cumplir. Dudo que este tipo de luces las cumplan.