Esta película además de estar bien hecha, escrita y dirigida, nos hace pensar sobre la pérdida de sentido existencial que tiene el ser humano viviendo como lo hace. Sólo nos interesa poseer y aparentar ser felices cuando en realidad somos parte de un circo alienante y deshumanizador que nos engaña y nos confunde. Olvidamos que la esencia de la vida es algo más que tener un coche, una casa, un trabajo, un estatus social y todos los símbolos que nos certifican como triunfadores. En esta película el protagonista decide quemar las naves y no depender de nada. Decide vivir en medio del monte, aislado de todo subsistiendo de sus manos y de los recursos naturales. Descubre que la felicidad solo existe si es compartida y llega a la esencia del ser humano poniendo a prueba su propia supervivencia (basado en una historia real)

No deberíamos legar nuestras miserias, miedos y frustraciones a nuestros hijos, práctica muy común en el ser humano y deberíamos enseñar qué valores son importantes para conseguir un mínimo de felicidad.
La banda sonora compuesta en parte por Eddie Vedder (vocalista en Pearl Jam) y pone los pelos de punta.

Para saber algo más…
Crítica y sinopsis de la película “Into the wild” o “Hacia rutas salvajes”

Película Hacia rutas salvajes

Película Hacia rutas salvajes