El pasado mes de julio 2011 pasamos unos días en estos apartamentos mi mujer, mi hijo de año y medio y el que escribe. A mi me gusta leer opiniones antes de ir a un sitio que no conozco y como no hay ninguna por ahí dejo un breve comentario para los futuros clientes. Los apartamentos los gestionó en un primer momento el Montepío de Teléfonos (al que pertenezco) con precios especiales, pero los apartamentos los explota y mantiene el Hotel Campomar situado en la Playa de la Arena a 5 km de los apartamentos en Quejo.

Hotel Campomar Playa de la Arena Isla, Cantabria
Los apartamentos están correctos, aviso que soy de gustos sencillos. Hay garaje para el coche (ojo que rozan los bajos por que hay demasiada pendiente) que se comunica con un salón/cocina totalmente equipado, de aquí escalera al tercer piso con los dormitorios y el baño. Todo ok. El problema es que estos son 4 apartamentos adosados en una construcción como se ve en el la foto

apartamentos isla cantabria montepio de teléfonos
Ver más info de apartamentos Isla Cantabria

y se han instalado las escaleras individuales más ruidosas del mundo que crujen y retumban a la mínima de cambio. Tanto es así que si vas te recomiendo que pilles un apartamento de los extremos.
Las habitaciones son comunicativas, nosotros estábamos entre dos apartamentos y tuvimos varias sesiones de compartir la exaltación del amor de los vecinos  (pese a que eran personas discretas y tenían todo el derecho del mundo exaltar lo que quisieran) y también disfrutamos de una familia que cuando llegaba a casa pisaban fuerte con sus poderosas chanclas de la playa y armaban bastante escándalo despertando a nuestro bebé.
Las escaleras deberían tener moqueta o algún material que quitara el ruido de la pisadas, la tarima del suelo era MUY MUY RUIDOSA. Las sillas por ejemplo no tenían fieltros en sus patas (que son muy baratos) y al arrastrarlas, arañaban el suelo y además también hacían mucho ruido. A mi los ruidos no me gustan. En este aspecto le doy un suspenso, debería mejorar esto con pequeños apaños (además ayudaría a conservar mejor su tarima)
La atención del Hotel Campomar, sin embargo, excelente, unas encantadoras personas atentas y amables. Les doy un sobresaliente. Nos cambiaron una cafetera por otra nueva a estrenar y nos dejamos la llave dentro (como le ha pasado a todo hijo de vecino) y nos lo solucionaron enseguida.
La zona increíble, el entorno es para quitar el hipo, tanto las playas de Quejo y Noja (a mi me encantó la Playa de la Arena), Liérganes, Santander, Cabárceno, etc… lo malo es lo de siempre, que te puede llover y llover.
No recomendaría estos apartamentos a personas en mi situación porque un pequeño de año y medio andando como un loco con tantas escaleras es un tanto temerario. Para un grupo de amigos o a una pareja con ganas de paz, pues puede que sea un lugar adecuado. Si no te importan los ruidos puede que estés muy bien.

Fotillos que pueden interesar.

Aquí la playa de la arena.
playa de la arena isla cantabria
Aquí la playa de Quejo

playa de la arena isla cantabria
Y aquí el puente de Liérganes

playa de la arena isla cantabria