Hace un par de semanas cansado de la rutina y teniendo que aprovechar 6 días de vacaciones que tenía acumulados del 2008 decidí a pasar unos días de descanso en Madrid. En realidad no creo que a nadie le interese mucho lo que hice, pero a mi me da rabia cuando pasa el tiempo y se me olvidan las cosas, así que aquí lo dejo escrito. En principio me venían genial esos días porque tenía que hacer un trabajo para un curso en el que estoy matriculado, tenía que reclamar a la CAM (mi peor pesadilla) mis derechos por escrito, lo cual cansa mucho, tenía que hacer cosas con mi grupo de música ya que estamos en plena grabación y eso da mucha lata, tenía que descansar, leer, cocinar y simplemente hacer lo que me diera la gana.

-El primer día lo dediqué a escribir una letra lo cual me costó mucho porque no soy letrista, sino batería, y de paso he de decir que no toco la guitarra ni canto (bueno sí pero fatal) por lo que es horrible dedicarme a estos asuntos. Al final la cosa salió bien después de 5 horas dándole vueltas al cacho que me faltaba. También cociné, eso seguro.
Por la tarde fui con mi grupo a grabar a una Televisión una actuación en directo que salió bastante bien. Se emitirá dentro de unos tres meses.

-El segundo día de vacaciones me levanté un poco tarde y gasté la mañana en hacer algo que no recuerdo. Ya empieza la amnesia y mis días perdidos. Puede que me dedicará a planchar o algo así mientras veía Iron man (que curioso, ahora que me fijo Iron significa planchar, eso era una señal). Por la tarde fui a coger el coche y resulta que jugaba el Atlético de Madrid y eso significa que se llena de gente el barrio y que es imposible aparcar a la vuelta… por lo que me excusé vilmente y no fui al estudio de grabación quedándome con mi esposa que esa tarde estaba bastante baja de moral por culpa se su oposición. A mi el fútbol ni me gusta ni me disgusta, me da lo mismo, pero cuando juega el Atlético de Madrid me fastidia porque me condiciona, ya que al ser pobre no dispongo de plaza de garaje y he de compartir el escaso espacio de aparcamiento del barrio con tropo-cientos-mil seguidores del equipo.

-El tercer día mi mujer tuvo una brillante idea y nos fuimos a andar un rato a la Sierra de Madrid, a la Laguna de Peñalara y fue un día estupendo. Me encanta salir a que nos de un poco el aire entre diario cuando no hay nadie, bueno sí, gente igual de ocupada que puede permitirse el lujo de dedicar su tiempo a subir al monte.

La laguna de Peñala nevada el 25 de febrero 2009

La laguna de Peñala nevada el 25 de febrero 2009, pincha encima para ampliar. Foto de movil.

Por la tarde volví al estudio de grabación donde empezaba a escasear el tiempo y donde el ambiente se va volviendo un poco más tenso cada vez (algo normal en estos casos). Yo no tenía que hacer nada ya que terminé dos días después de empezar la grabación pero aún así me pasé para ver cómo iba la cosa, y ya digo que algo tenso sí que estaba el ambiente. A nuestro guitarrista parecía que le habían hecho un examen de próstata (sus razones tendrá)

-El jueves pasé la mañana haciendo algo… se me ha olvidado y por la tarde pasé a dejar una pandereta a los de mi grupo. No sé si ese día fui a ver aspiradoras.
Un día tranquilo.

-El viernes empecé a trabajar en mi ejercicio práctico número 4 del curso que estoy haciendo. Dediqué parte de la mañana a estudiar y luego por la tarde fui a ver El Che Guerrilla, que me gustó mucho. Me he enterado que hay otra parte El Che Argentino. La veré cuando pueda.

-El lunes, último día de vacaciones me dediqué a escribir mi trabajo, a cocinar y luego salí a comprarme una aspirador. La verdad es que así puesto, el plan de estas vacaciones parece un poco aburrido, pero a mi me ha servido para descansar y me ha relajado mucho.